depresion

Depresión

La depresión es una enfermedad frecuente y muy incapacitante que puede llegar a afectar a casi un 15% de las personas al largo de su vida.
Ver más
ansiedad

Ansiedad

Los trastornos de ansiedad son trastornos frecuentes y diversos que incluyen desde los trastornos de ansiedad generalizada, a las fobias, trastornos de estrés o los trastornos llamados adaptativos.
Ver más
fobia

Fobias

Las fobias se caracterizan por dos cosas, por un miedo irracional a algo concreto y porque aparecen conductas de evitación, por ejemplo, si alguien padece fobia a los aviones evitará viajar lo que sin duda afectará a su vida
Ver más
bipolar

Trastorno bipolar

Es un trastorno crónico del ánimo que afecta al 3% de la población, en el que al menos en una ocasión el paciente ha presentado síntomas de lo que se denomina hipomanía o manía.
Ver más
bipolar

Trastorno obsesivo-compulsivo

Es un trastorno que afecta al 3-4% de la población y se caracteriza por la presencia de obsesiones que son pensamientos recurrentes.
Ver más
bipolar

Trastornos psicóticos

Son un conjunto de trastornos que se caracterizan por la presencia de ideas delirantes que son ideas falsas e irrebatibles a cualquier argumento.
Ver más
alimenticio

Trastorno del comportamiento alimenticio

Son un grupo de trastornos entre los que se incluyen la bulimia, la anorexia, el trastorno por atracones.
Ver más
bipolar

Trastorno límite de la personalidad

Se caracteriza por un patrón de inestabilidad emocional, aumento de la impulsividad, una alteración de la autoimagen.
Ver más

DEPRESIÓN

La depresión es una enfermedad frecuente y muy incapacitante que puede llegar a afectar a casi un 15% de las personas al largo de su vida.

Es una enfermedad que tiende a la cronicidad si no se trata adecuadamente; tiene muchos síntomas diferentes siendo los más frecuentes la incapacidad de disfrutar de las situaciones, personas, … (las personas que padecen una depresión sienten que ya no pueden disfrutar de una cena con amigos, de pasar un rato con su familia, de su trabajo o de sus deportes favoritos).

Tiene además una disminución de su vitalidad, se sienten cansados y no son capaces de realizar con normalidad las actividades de su vida.

Describen su estado de ánimo como triste, angustiado,

Pueden aparecer además otros síntomas como:

  • La disminución de la atención y concentración,
  • La pérdida de la confianza en sí mismo y sentimientos de inferioridad o baja autoestima,
  • Las ideas de culpa y de ser inútil,
  • Aparecen trastornos del sueño, dificultades para quedarse dormido, o despertarse con frecuencia, aunar en otras ocasiones tiene la sensación de sueño durante el día,
  • Suele haber una pérdida de apetito,
  • El paciente piensa continuamente en su pasado, no vive el presente y el futuro es sombrío

 

Muchos de estos síntomas pueden aparecernos en la vida cotidiana durante unos días, pero para poder considéralos como un trastorno depresivo deben durar al menos dos semanas o ser los síntomas muy intensos.

Es importante tratar a tiempo la depresión para conseguir una recuperación completa y evitar recaídas, y sobre todo que el paciente se convierta en vulnerable al estrés.

ANSIEDAD

Los trastornos de ansiedad son trastornos frecuentes y diversos que incluyen desde los trastornos de ansiedad generalizada, a las fobias, trastornos de estrés o los trastornos llamados adaptativos.

La ansiedad es un sentimiento que tenemos todos que aparece ante determinadas situaciones, pero también es un síntoma que aparece en muchas enfermedades y en algunas ocasiones es un trastorno en sí mismo.

En ocasiones, la ansiedad se acompaña de síntomas físicos, como taquicardias, palpitaciones, dolor en el pecho, sensación de falta de aire, temblores, en otras lo que aparece es una gran tensión interna que nos limita en la toma de decisiones o continuar con nuestras actividades.

Es necesario conocer las causas de la ansiedad para poder poner un tratamiento adecuado, en muchas ocasiones se necesitará prescribir algún fármaco, pero en otras será suficiente con psicoterapia.

FOBIAS

Las fobias se caracterizan por dos cosas, por un miedo irracional a algo concreto y porque aparecen conductas de evitación, por ejemplo, si alguien padece fobia a los aviones evitará viajar lo que sin duda afectará a su vida,

Son de diferentes tipos, pueden ser por ejemplo fobia a algún animal, a la sangre, la claustrofobia (fobia a lugares cerrados) o agorafobia (fobia a lugares abiertos) o puede aparecer en situaciones sociales; la fobia social se caracteriza por un miedo intenso a situaciones en las que el individuo está expuesto a ser observado por otras personas (ejemplo miedo a hablar en público, miedo a asistir a reuniones sociales.

TRASTORNO BIPOLAR

Es un trastorno crónico del ánimo que afecta al 3% de la población, en el que al menos en una ocasión el paciente ha presentado síntomas de lo que se denomina hipomanía o manía, es decir presentar un estado de ánimo exaltad o eufórico, irritable y un aumento anormal de la actividad o de la energía, disminución del sueño, suele estar más distraído, más habladores, tiene tendencia a hacer gastos excesivos.

Suelen además presentar episodios depresivos caracterizados por ánimo triste, incapacidad de disfrutar de las cosas, pensamientos negativos o ideas de muerte.

Es un trastorno que necesita un tratamiento muy prolongado para evitar esas oscilaciones del estado de ánimo, su tratamiento fundamental consiste en estabilizadores del ánimo como el litio, aunque hay muchos otros.

TRASTORNO OBSESIVO-COMPULSIVO

Es un trastorno que afecta al 3-4% de la población y se caracteriza por la presencia de obsesiones que son pensamientos recurrentes, que el sujeto no puede controlar a pesar de que intenta resistirse a ellos, los pacientes suelen desarrollar compulsiones que son esos rituales como por ejemplo lavarse muchas veces las manos, contar objetos, comprobar si han cerrado las puertas.

Los pacientes reconocen que estos pensamientos o comportamientos son absurdos, pero a pesar de ello no pueden controlarlos lo que les provoca un intenso malestar.

TRASTORNOS PSICÓTICOS

Son un conjunto de trastornos que se caracterizan por la presencia de ideas delirantes que son ideas falsas e irrebatibles a cualquier argumento, suelen acompañarse de alucinaciones (que son alteraciones de la percepción fundamentalmente auditivas, pero también pueden ser visuales o corporales …), su lenguaje es muchas veces desorganizado al igual que su comportamiento.

Las causas pueden ser múltiples, desde el consumo de tóxicos, alguna enfermedad médica incluidas las demencias o puede ser una esquizofrenia o un trastorno esquizofreniforme, o puede ser simplemente un episodio breve reactivo a estrés y que remita en pocas semanas.

TRASTORNOS DEL COMPORTAMIENTO ALIMENTICIO

Son un grupo de trastornos entre los que se incluyen la bulimia, la anorexia, el trastorno por atracones.

En la anorexia nerviosa el paciente tiene un miedo intenso a engordar, por lo que deja de comer o hace una dieta muy restrictiva, en ocasiones además después de comer hace mucho ejercicio para no aumentar de peso, o utiliza laxantes o se provoca el vómito.  Existe además una alteración de la vivencia corporal, se perciben a ellos mismos de manera alterada

Es más frecuente en las mujeres, aunque está aumentando en los varones en los últimos años.

La bulimia nerviosa se caracteriza por episodios recurrentes de atracones en los que el paciente come cantidades excesivas sobre todo de hidratos de carbono en muy poco tiempo y después desarrolla conductas que denominamos compensatorias, se provoca el vómito, utiliza laxantes, con el fin de eliminar todo lo que ha comido. Es a veces difícil de diagnosticar porque el paciente puede mantener un peso normal. Sin embargo, puede ser grave y provocarle muchas alteraciones médicas

El trastorno por atracones puede parecerse a la bulimia, pero se diferencia de esta en que los episodios de atracones no van seguidos de conductas compensatorias

TRASTORNO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD

Se caracteriza por un patrón de inestabilidad emocional, aumento de la impulsividad, una alteración de la autoimagen.

Se suele acompañar de comportamientos impulsivas, tiene además una sensación crónica de vacío y soledad y dificultad para controlar la ira y la frustración.

Es un trastorno muchas veces difíciles de diagnosticar, porque la sintomatología es muy compleja. Para su recuperación además es indispensable el tratamiento psicoterapéutico.